El impacto del desayuno en la salud cardiovascular

 
Supervisión de contenido Doctor Enrique López Mora
Artículo escrito por el Médico Internista Juan Miguel Guerrero Hernández

Debido a las vidas tan ocupadas que vivimos hoy en día, es algo muy común que la mayoría de las personas tengan un desayuno muy escaso o incluso no desayunen en lo absoluto.
Un café rápido en ocasiones acompañado de algún pan es el desayuno de muchos mexicanos. Este hábito podría estar deteriorando tu salud cardiovascular y no estabas enterado.

¿CUÁL ES LA EVIDENCIA?
Esta es una forma de comenzar el día muy poco aconsejable según diversos estudios. Entre ellos, el estudio The Importance of Breakfast in Atherosclerosis Disease: Insights From the PESA Study, según el cual desayunar menos del 5% de las calorías diarias recomendadas, que serían unas 100 en una dieta de 2.000 calorías por día, duplica el riesgo de padecer lesiones ateroscleróticas en las arterias.
A manera de resumen, los investigadores observaron mayor presencia de placas ateroscleróticas (hasta 1,5 veces más) y una afectación en varias regiones hasta 2,5 veces mayor en quienes desayunaban muy poco o nada. Otra de las observaciones que hicieron los investigadores del estudio tras analizar los distintos grupos es que aquellos que desayunan muy poco o nada se caracterizan por seguir una dieta menos saludable y tener mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovascular, algo muy común en población mexicana.
De ahí que el estudio no solo confirme la importancia del desayuno en la salud cardiovascular, a la que podemos proteger siguiendo un desayuno energético y variado, sino que también sugiere que saltarse la primera comida del día es un marcador de un estilo de vida poco saludable. Así, un desayuno con alto contenido energético resulta más eficaz para evitar placas de colesterol y lesiones ateroscleróticas en sus inicios que otro tipo de desayunos porque la ingesta energética de la mañana afecta al reloj biológico ubicado en el hipotálamo (dentro de nuestro cerebro), de forma que quienes no desayunan acaban comiendo más y peor el resto del día.

¿QUÉ ES UN DESAYUNO SALUDABLE?
La evidencia científica es clara respecto a los beneficios que puede tener en la salud cardiovascular un desayuno completo. Pero ¿qué se considera un buen desayuno? Para los especialistas en nutrición, un desayuno saludable es el que contiene energía y variedad suficiente. Por eso debe aportar aproximadamente el 20% de la energía total que necesitamos a diario a través de tres grupos de alimentos: lácteos, frutas y cereales y derivados.
Los especialistas consideran que un buen ejemplo de desayuno saludable consiste en los siguientes ingredientes:

– un lácteo (un vaso de leche o un yogur).
– una o dos piezas de fruta.
– una o dos porciones de pan integral.
– alguna proteína de buena calidad como huevos o jamón ibérico.
– una pequeña cantidad de aceite de oliva virgen extra.

Así que ya lo sabes, de ahora en adelante piénsalo dos veces antes de saltarte el desayuno. Procura tener un balance en tu vida y tener una alimentación consciente. Acude a cita con tu nutriólogo al menos dos veces al año para tener un adecuado control de tu alimentación.

REFERENCIAS

  • 2013 Jul 23; 128(4): 337–343.
  • Am J Clin Nutr. 2005;81:388–396
  • Am Coll Cardiol. 2017 Oct 10;70(15):1833-1842.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *